jueves, 27 de marzo de 2008

SIMS

El otro día estaba jugando con mi personaje de los SIMS 2 metido a político. Estaba intentando ligarme a una pelirroja despampanante del barrio que tenía una gran cantidad de amistades, lo que para el despiadado político era muy adecuado para su carrera si lograba que se casara con él. Estábamos metidos en el yacuzzi la mar de enrolladitos, bajo un precioso árbol de hoja caduca en otoño.

Lamentablemente los árboles pelados tienen otros efectos y en este caso atrajo un rayo de la tormenta que acababa de empezar aniquilando a la pelirroja. Llantos, quejas de sus amigos y sus familiares... Toda una historia... para mí.

Por no hablar de que después de aquello un fantasma de una pelirroja despampanante, quemada y muy cabreada me deja las noches en blanco y sin dormir.

Creo que el político pronto morirá de agotamiento físico y mental.

Autor: Mel Hython

lunes, 24 de marzo de 2008

Madrid-Dakar

En este tipo de países, blanco=expendedor de dinero con patas al que sacarle propinas, comisiones, y venderle cosas y servicios que no necesita. ¡Bagna!
Aunque te acosan constantemente, en el fondo te sientes más seguro que en Europa; hay que ser amable, el saludo es fundamental, sabes que te van a pedir dinero aunque al principio te cuenten otro rollo, pero buenas tardes, qué tal, y NO; y no pasa nada.

Por el día es todo más bonito, pero no es una belleza lujosa ni exquisita, es la belleza de la gente, sobre todo la de la gente que conserva la estética colorista africana, la mitad del dinero se lo gastan en el vestir, los chavales van más cutres, con camisetas XXL de equipos de fútbol. La gente va limpia y erguida, andan con elegancia, los wolof altos y delgados, de complexión atlética... aunque bueno, también hay rastrojos humanos.
Había un vagabundo que vivía en la esquina de un solar que no tardará en construirse, en el barrio diplomático. En esa esquina dormia, guardaba las cosas en un agujero y encendía fuego en otro. Todo sin ocupar más de un metro cuadrado; en frente cochazos, gorilas y militares de las embajadas. Es lo más normal del mundo ver miseria y lujo conviviendo; cabras, ovejas y cerdos por las calles, la señora blanca de fitness paseando a su perrito; en una manzana hay un edificio del lujo; en la siguiente un descampado con basura o casuchas. Te puedes esperar cualquier cosa en cada esquina.

Los pocos que tienen dinero son soberbios y altivos, visten a la europea o con uniforme, se dan aires de superioridad con la mayoría más desfavorecida. Un militar del alto rango en pose de emperador romano conquistador con un limpiabotas debajo; le está abrillantando las botas, pero parece que está siendo pisado.

El uniforme es importante, porque significa que tienes un trabajo. Y es que el trabajo escasea y los buenos puestos se los llevan los hijos de papá, los familiares de la gente del gobierno, así como la mano de obra seleccionada para viajar legalmente a Europa con contrato. La gente de las aldeas emigra sin parar a las grandes ciudades, creyendo que allí hay trabajo, pero no lo hay. El resultado es que en torno a un trabajo, surgen otros tantos flotantes. Uno vende algo y otros revolotean intentando captar clientes para llevarse una comisión, buscavidas sin ocupación de aquí para allá intentando ganar algo o arrimarse a donde pueda ganar algo. Cualquiera te puede vender cualquier cosa, aunque no la tenga, primero te la vende, y luego buscará a quien la tiene.

No tienen mucho, pero no se mueren de hambre, porque sus familias y sus amistades son extensas. Con que uno haya conseguido algo de dinero un día, alimenta a muchos más.

Si entras en un edificio y te encuentras a un tío tirado en un colchón, no es un vagabundo que se ha metido a dormir, es el portero. Tampoco puedes distinguir en algunos hoteles si el tío que está en la puerta y te saluda te va a pedir algo, o si trabaja para el hotel; en cualquier caso, también intentará sacarte dinero. En los hoteles de lujo al menos van uniformados y se distinguen.
Todo se regatea, y es muy fácil hacerlo, ya que hay mucha oferta de todo. Si sabes el precio consigues el precio, aunque a veces no importa dar un poco más con gente amable y templada.

En el sur de Dakar, aun siendo blanco, puedes pasar perfectamente por residente, ya que ahí se encuentran todas las embajadas con sus trabajadores, hay muchos blancos, y no eres blanco -valga la redundancia- de todas las miradas.
La verdad es que hay blancos por todo Senegal, suelen ser los dueños de algo, de un restaurante, de unas plantaciones... el resto son los "turistas-ONG". Vamos, que van a hacer turismo y de paso se llevan unas medicinas a un pueblo del interior.
Algo que llama la atención es que pese a que la homosexualidad allí es delito, los amigos si quieren van cogidos de la mano por la calle, jóvenes y adultos; allí es normal y no tiene las connotaciones de aquí.

Otra parte del viaje se desarrolló por la costa sur de Senegal. En principio viajaríamos en avión, pero hay que decir que si un vuelo senegalés no se anula, puedes darte con un canto en los dientes, y si encima sale a su hora... ¿hay precedentes?
Nos retrasaron el vuelo y finalmente lo anularon. El vuelo salía a las 8 de la mañana en principio, y a las 6 de la tarde nos llamaron para avisarnos de que saldría al día siguiente. Afortunadamente ya estábamos en un todoterreno camino de Casamance.
En cierto punto las carreteras se vuelven impracticables, llenas de agujeros, por lo que los coches circulan por pistas de tierra y arena en paralelo. Aquello parecía un rallie en toda regla, con todo tipo de vehículos: desde todoterrenos decentes normalmente de agencias -contratados por europeos o gente de allí de dinero- a coches reciclados, furgonetas cargadas de gente en el interior y en la vaca, carros con burros... Los coches que corren van a gran velocidad, pasando a escasos centímetros de las cabañas de los poblados y de los niños que se arriman a saludar y a intentar pedir un "cadeau".
Muchos coches son europeos de segunda mano. Algunos consevan la matrícula de Francia, y sobre ella han pegado otra placa de Dakar o de la provincia que sea, hasta pintada a mano.

Los aldeanos se afanan en tapar los agujeros de la carretera con tierra para que los coches circulen por ella y no atraviesen sus poblados o los caminos a gran velocidad. También colocan a veces barricadas con troncos de árboles, o badenes sin ningún tipo de señalización. "Queremos que nuestros niños vuelvan vivos" y es que los conductores no se apartan mucho si hay un motorista o una persona; les da lo mismo. Los conductores no respetan a nada ni a nadie.

En Casamance había hace años problemas con la guerrilla, problemas que parece que han desaparecido, aunque actualmente siguen existiendo bandidos que "en nombre de la guerrilla" cortan carreteras por la noche y desvalijan a los turistas. Por eso los militares cortan las carreteras cuando empieza a oscurecer, obligándote pasar la noche en el poblado que te toque, para retomar el viaje a la mañana siguiente.
Nuestro conductor pasó dos barricadas, según él, contándoles que éramos miembros de la recién celebrada conferencia islámica. Allí no había luces, sólo pequeñas linternitas, y las lunas del todoterreno eran tintadas.
Pero la tercera no la pasó, por lo que tuvimos que dar un enorme rodeo por una pista de tierra
para llegar a Zinguinchor esa misma noche. Selvas, niños y cabritillos. El conductor parecía un mercenario dispuesto a llevarnos al destino a toda costa, conduciendo con gran temeridad, sobre todo para la cantidad de personas que andaban por los caminos en la oscuridad.
Llegué como si estuviera totalmente borracho, con los sesos todavía moviéndose dentro del cráneo.

Al día siguiente, con el guía visitamos la zona, incluyendo poblados donde dar caramelos a los niños y donar dinero para las cosas que hacían falta. No nos avisaron hasta el último momento, fue un poco una encerrona. Te recibe todo en pueblo con bailes, luego se ponen todos en coro, hablan los jefes, habláis vosotros, casualmente ha venido un agente del gobierno que expone los proyectos y necesidades que tiene el pueblo... Al final donas y te regalan una bandeja de frutas.
Las frutas allí son curiosas, porque son de otro color: los plátanos no son amarillos, sino amarillo-lima, las naranjas son amarillas, y los tomates también.
En una de las escuelas nos retrasamos y justo cuando nos íbamos venía otro grupo de turistas detrás... a lo mismo.

El gancho son los niños, porque son preciosos y supergraciosos. Hay muchísimos por pequeña que sea la aldea, y en cuanto uno detecta tu presencia llama a los demás y empiezan a aparecer por todas partes, llegan corriendo, trepan por las ventanas, te envuelven y les encanta que les enseñes las fotos que les haces y reconocerse. Hasta que no tengan constancia de que te han sacado todos los caramelos que llevabas no te dejan... ¡Tangal! ¡tangal!
En los ojos de los niños, y en los de los adultos, hay una mezcla de furia y alegría, cuando te piden fruncen el ceño con fuerza, intentando transmitirte "dame dame", pero se da más esto en los niños de la ciudad, o los "niños del bote", que tienen que recoger una cantidad diaria de dinero para su maestro. Son niños cedidos por sus familias a un maestro para que les enseñe a leer el Corán; pero éste los manda a las calles con un bote a pedir, y apenas les enseña nada provechoso, salvo a vivir de pedigüeños.

Me hizo gracia una niña que cada vez que cogía un caramelo se iba y volvía con un paño diferente en la cabeza para pedir más, como si fuera otra.
Sí, es difícil diferenciar un negro de otro al principio cuando no estás acostumbrado a tratar con ellos, pero sólo al principio. De hecho hay un timo que nos intentaron hacer, el timo del amigo del avión. Consiste en que aparece un tío muy afectuoso, pretendiendo ser alguien con el que alguno de los del grupo entabló conversación en el avión de llegada. Al principio te entra la duda, y le saludas por si acaso, os dice que él vive ahí y que os va a llevar a ver algo que nadie puede ver -un museo que está cerrado- como si fuérais unos privilegiados y... entonces empezais a hablar entre vosotros ¿tú a éste le conoces? no, no, no. Pues adios ¡timador!

Más timos, o picarescas: hay que tener cuidado en aeropuertos o cuando contratas un chófer a través de una empresa (que es lo suyo para grandes distancias). Hay gente que te intentará coger las maletas a la que te descuides (incluso si tienen ruedas las llevan alzadas para que parezca que es más duro el trabajo), se pueden hacer pasar por alguien de la empresa, por el chófer, decir que trabajan para el aeropuerto... pero no, simplemente se han metido en medio para luego cobrarte por algo que no necesitabas. Son muy rápidos, y tienen los oídos abiertos, en cuanto llega un coche se enteran del nombre del chófer, de la empresa, del cliente, y corren a encontrarte antes de que el empleado auténtico te encuentre a tí. Juegan mucho con la confusión.

En general, suele haber alguien pendiente de tus conversaciones y de tus llamadas por el móvil para saber cómo te llamas, qué buscas... recogen datos sobre tí para luego colártela.

Exagerando... puedes simular que hablas por teléfono diciendo: "Quería contratar un coche para viajar a tal sitio, me llamo Manolo, vale, en media hora"... y en media hora (el verdadero chófer tardará más) igual aparece uno que te dice "¿Manolo? soy el chofer" :D

¡Kasumai!

Dakar desde la isla de Gorée.

Arriba el billete cuesta lo mismo que dentro.

Cayucos en Dakar

Niños entrando por una ventana en Itu.

Barca de vela. En este tipo de embarcación,
el pescador va a horcajadas con las piernas hacia afuera.

Gigantescas ceibas (fromagers) en la isla de Carabane.

Paso entre los manglares, en Casamance.

Baobabs, el árbol con forma de pata de elefante.

Quads en una playa paradisíaca cercana a Dakar
¿Gamberrismo?...
como allí sobran las playas paradisíacas...

domingo, 16 de marzo de 2008

lunes, 10 de marzo de 2008

elecciones 2008

Felicidades a Rosa Díez, la entrada de UPyD ha sido la mejor noticia de estas elecciones, junto con el retroceso de los nacionalistas... aunque sea, según dicen algunos nacio-analistas, porque sus votantes han encontrado un partido mejor para dividir a España...

Aire fresco y palabras fluídas que dicen algo concreto y claro en oposición a discursos idealistas e inconcretos flotando por encima de la realidad, frases rimbombantes, anáforas como coletilla expresiva, y mucha demagogia.

Nota: Curiosamente España está de hecho dividida literalmente en las votaciones, si miramos el mapa de resultados por autonomías, el PP gana en la diagonal desde Galicia hasta Murcia. En las proximidades empatan, y en los extremos barre el PSOE, especialmente en Andalucía y Cataluña.
* gráfico tomado de El Pais.

domingo, 9 de marzo de 2008

cuevas en Segovia

En terrenos blancos del alto contenido en cal, laderas blandas y pobres en las que sólo crecen quejigos, sufrido árbol. Donde hay manantiales cambia el paisaje y crecen chopos y hierba verde, como oasis lineales. Más abajo, discurre el río entre campos de cultivo en la zona plana y fértil.

Estas cavidades no tienen espeleotemas, aparecen debajo de formaciones rocosas habiendo arrastrado el agua las margas y cales más blandas, sin necesidad de procesos químicos. Normalmente eran aprovechadas por pastores para hacer rediles para la ovejas, aunque hoy en día se ha reducido tanto la ganadería que pienso que tendrán poco uso. Quizá las más altas fueron excavadas, o ampliadas a partir de una oquedad preexistente.

La primera significativa se encuentra en un corte del terreno donde las tierras se han venido abajo, dejando al descubierto una entrada bien definida. Por otra parte, el techo también se ha derrumbado, con lo que en el centro de la sala existe un montículo de derrubios bajo un orificio circular de unos 3 metros de diámetro.

La siguiente se llama "Cueva de la Mora"... si ya dije que no hay casi pueblo con cueva sin cueva llamada De La Mora. Ésta creo que es la más interesante de la zona pues me contaron que hace años era más profunda. Se encuentra debajo de un farallón y es muy ancha, por lo que entra gran cantidad de luz del exterior... y muy baja, por lo que hay que ir en cunclillas o en posición de hacer flexiones. El suelo de la zona exterior, la más amplia, está formado por capas de deposiciones animales y algunos restos de huesos. Nos adentramos y, aunque hay trozos de roca, el suelo es muy muy blando. Tanto que no te duelen los huesos al arrastrarte, como en otras cuevas más duras.
Hay dos ramales al fondo repletos de derrubios, cómodos porque aunque el techo es bajo, hay anchura, y como digo el suelo es blando. Quizá se pueda avanzar más removiendo la tierra suelta, o aventurándose por alguna estrechez, incluso ampliándola.

La boca de la cueva del derrumbe.

Chimenea en el techo.

La chimenea desde la superficie.

Por encima del valle.

Posibles cuevas en la ladera de enfrente, que resultan ser sólo voladizos.

Entrada de la Cueva de la Mora.

Alfombra "tejida" por los rebaños.

Formas erosionadas.

Columna.

Las misma zona de la entrada combinando la luz del exterior, y la del LED, sin flash.

Y un vídeo de unas ovejas muy graciosas, de esa zona:

martes, 4 de marzo de 2008

espacios gratuítos para publicidad electoral

De pronto en la radio saltó un bloque de espacios gratuítos para que los partidos locales se anunciaran. Aquí entran los pequeños que no tienen dinero para empapelar la ciudad con sus caretos y sus eslóganes, los que no son ni PP, ni PSOE, ni CIU, ni IU, ni PCDUPI...

Había grupos rarísimos.

Uno llamado "Motor no sé qué", cuya campaña consistía en la promesa de construír circuitos de pruebas para educar en la conducción, menos multas y más seguridad. Sí vamos, un flipao de la fórmula-1, que ya veo las segundas intenciones de su proyecto...

Otros que hablaban de quitar el cánon... pero no totalmente, sólo los de los CDs que no fueran para grabar música... ¿y cómo se sabe eso?, No, o se quita o se quita, no hay más. También reivindicaban banda ancha barata para todos... para descargarse más pelis y mp3.

Otro en plan egocéntrico con voz de hastiado grabando un soliloquio casero que llamaba imbéciles - tal cual- a los políticos de primera línea y venía a decir que estaba harto.

Un grupo católico presentado como un diálogo entre un hombre y un joven pasota sin personalidad alguna, tal que:
-¿No estás harto de tantos abortos?
-... ah, pues sí.
-¿no estás cansado de políticos que defraudan?
-pos... bastante.
-¿Eres bobo?
- hum... eso es cierto.
...
¡Obispos power!

Tres distintos de Falange, dos de los cuales decían ser la Falange auténtica, comunistas... etc

Ampliaré si vuelvo a escucharlos porque iba en el coche y no pude terminar el bloque, ni escuchar bien todos ya que se iba la onda a ratos. Se me hizo raro, demasiado casero y subjetivo para grupos que aspiran a administrar el dinero de millones de personas. Claro que, la mayoría de estos sólo sacará los votos de familiares y amigos.

a veces es mejor caer del todo

Al caer contra el suelo, consigues un punto fijo, un apoyo desde el que saltar de nuevo hacia lo alto. A veces es mejor caer del todo. Si te agarras a una rama, no seguirás cayendo por un tiempo, pero dependerás de esa rama. Uno va cayendo poco a poco, agarrándose a ramas y raíces del acantilado mientras aguanten, y puede uno lograr no llegar nunca al suelo. Cada rama es un espacio minúsculo y limitante, pero los lugares inferiores se figuran peores.

El suelo duele, pero por él puedes andar y elegir la dirección del nuevo salto, con menos temores porque más no se puede caer. En cierto modo es una liberación.

A veces aparece alguien que te levanta hasta la rama anterior, y no te está haciendo ningún favor, está retrasando tu llegada a la base de impulso y renovación.
A veces es uno mismo el que se esfuerza en mantenerse en la diminuta rama, por miedo a tocar el suelo. El suelo es peligroso, hay leones o peor aún... quizá no haya NADA ¡horror! Pero para alcanzar nuevas tierras hay que ir por el suelo, porque no tenemos alas.

Volar es sólo un sueño, una fantasía, una evasión. Habrá que conformarse con ir dando saltitos, arriba y abajo, alegría y dolor. El contraste hace los sabores más intensos y perceptibles.

Y no, no me aplico el cuento, no suelto mi rama, pero me gustaría atreverme.

lunes, 3 de marzo de 2008

bonito cielo

Un lunes de atmósfera limpia. Sobre las 19:00 horas se formó este precioso cuadro de algodones sobre un fondo azul puro.

Ixumiz

Un día un hombre soñó con la palabra "Ixumiz", y decidió que debía conseguir uno. Cada vez que entraba a una tienda preguntaba si tenían Ixumiz, obteniendo como respuesta caras raras de extrañeza o disculpas que intentaban disimular una temida ignorancia.
Hasta que un día, un tendero le dijo que sí, que tenía Ixumiz.

Y lo compró, fuera lo que fuera eso.