domingo, 30 de septiembre de 2007

acueirio

Güenmun isindesevenjaus
anchiupiter alains güitmars
tenpis güilgaid deplanets
anlav güirstirdestars
disisdiltaunin ofdiei chofaicueirio
diei chofacueirios
¡¡¡acuerio uo uo uo!!!
¡¡¡acueeriooo!!!

La solución AQUÍ.

tipos diferentes

Volviendo a casa andando a las cuatro de la madrugada noto una pisada metálica. Miro al suelo y veo tres monedas, dos de 20 céntimos y una de 5. Recojo las de 20 y dejo la de 5. Las llevo en la mano, no me las guardo. A la vuelta de la esquina, en un semáforo hay un tipo de acento árabe que me pide un cigarro. No, pero toma esto, y le planto los 40 céntimos en la mano (es una birria pero de ahí salen 3 cigarros) Me da las gracias, como a estas horas no hay apenas tráfico cruzo los carriles mientras el tipo sigue hablando... "porque no hay Dios, yo no creo en Dios". Me giro, y desde el otro lado le digo "y yo tampoco".

Mucho antes, habíamos entrado en un disco-pub. Mientras la gente se situaba, me fijé en un tipo sentado solo en una esquina. Era un señor de unos 50 años, o quizá fuera más joven, pero estaba envejecido; apenas se le veía la cara menuda, tapada por sus gruesas gafas de culo de botella que empequeñecían su ojos, una melena pajiza (cierto parecido al mago Juan Tamariz, aunque no tan feo de cara), y un gorro negro; y chaqueta con alguna chapas. Se me figuró que era un poeta o un filósofo de tres al cuarto, de estos que malviven ganando algunas perras cuando logran publicar algo.
Cuando nos fuimos a sentar, alevosamente fuí directo a coger el taburete del extremo, el que estaba cerca de él. Quería cotillear. Le miré de reojo y, tal como esperaba, me dirigió la palabra ipso facto.
El problema es que la música estaba muy alta, y el tipo hablaba muy bajo y borroso. Me costaba entenderle, palabras sueltas, alguna frase. Él necesitaba hablar y yo tenía curiosidad por lo que podía contar un tipo tan raro en ese sitio de guaperas y juventud. Llegado un punto, me dijo que si quería un porro. Le dije que eso olía mucho y nos iban a echar del sitio, y que yo no fumaba de eso, que se lo hicera para él si quería, para rematar. Ahí el tipo se apagó -igual le sentó mal, lo de compartir un porro es un ritual de buen rollito y colegueo... cuando eres un adolescente- volvió a su ensimismamiento y soledad, y al rato se quedó dormido.
Cuando nos fuímos seguía dormido, en la esquina, repachingado, otra vez solo.

Y mucho antes todavía, una sudamericana de medidas 90-120-90 insultaba y escupía en la calle (tan mal que algunas babas le caían encima). La miré de reojo, y acudió enseguida, cambiando de cara de perro a carita dulce:
-No es a vosotros, vosotros no me habéis hecho nada, es a... ¿No llevas casco?
-No (estábamos al lado de unas motos)
-Pues lo necesitas.
-No tengo moto.
-Entonces tú vas detrás.
... al final vino el que sería su novio, se montaron en su moto, con sus cascos, y se fueron.

Hace mucho más todavía, hace dos años, en Lisboa, un tipo políglota se acercó a venderme droga, le dije que no secamente, sin dejar de mirarle fijamente... ¡lo que me costó librarme de él! Pensaría que porque le mirara a los ojos me tenía en el bote, pero no era así. Era más bien mala leche mía, si él me mira a los ojos para intentar engatusarme y colarme su mierda, yo también le clavo la mirada para tratar de transmitirle que si se piensa que soy gilipollas, él lo es más, porque está perdiendo el tiempo conmigo, y cuanto más me aguante la mirada, más tiempo va a perder.

sábado, 29 de septiembre de 2007

problema

Imagina que una persona pasajera te causa un desperfecto, sin alevosía, ¿cuál o cuáles son tus primeros impulsos?
  1. Abandonar con resignación, no hay nada que hacer.
  2. Aceptar los hechos sin pestañear y empezar la reparación.
  3. Pensar una solución o alternativa.
  4. Ensañarte con el causante.
  5. Exigir que el causante del problema lo repare.
  6. Aprovechar el incidente para sacar un beneficio mayor a costa del causante.
  7. Llorar y lamentarte en público esperando que acuda un voluntario que te lo resuelva.

jueves, 27 de septiembre de 2007

canción del enterrado

Lo que viene a continuación es una reescritura jocosa de una canción de E.

Yo que vivía enterrado, donde siempre el mismo epitafio,
quise un destino distinto si pudiera volver al pasado.

Sentí la tierra cayendo, como lluvia bajo algún soportal,
me separaron del mundo, y ya nadie me oye gritar.

Ya no veré ningún cielo azul, ni los tesoros del fondo del mar,
sólo hay oscuridad.

Y aquí en mi soledad, sueño mi vida pasada pasar,
aquellas tardes saltando en las olas, o las palomas del parque volar.
No puedo sonreir, ni pasear por tan pequeño redil,
yo me alimento de antiguos recuerdos, y los gusanos se alimentan de mí.

Un día tembló la tierra y mi cajita se puso a crujir,
quise estirar la cabeza cuando ví que podría salir.

Y ví aquel cuerpo que no era yo, tan putrefacto en ese cajón,
mi alma se encendió.

Y abandoné el lugar, volaba libre trás mi despertar,
quise volver a subir mis montañas, y en los arroyos volverme a mojar.
y me acordé de tí, y te busqué donde te conocí,
quise tener lo que había dejado, pero en el mundo todo había cambiado.
(alt:
quise tener lo que había dejado, mas los demás también habían palmado.)

por Jarel, 2003

martes, 25 de septiembre de 2007

bichos raros

Éste es un corto que he encontrado en Youtube. Un documental humano la mar de interesante sobre la supervivencia de los que son distintos en un mundo laboral y afectivo diseñado a la medida de los "normales".

lunes, 24 de septiembre de 2007

¿qué fue primero, el clon o Dan Brown?

Estoy leyendo Ángeles y Demonios de Dan Brown, en francés, y aunque no entiendo gran parte del vocabulario, no es necesario para enterarte de la historia. Algunas palabras se deducen por contexto, y las que no se deducen es porque son irrelevantes.

Me estoy volviendo muy puñetero, cada cosa que leo lo hago de forma crítica, buscando las fallas, los tópicos, los clichés. Cuando encuentre un libro que me fascine y me sorprenda, lo pelotearé como es debido.

Pero no es el caso, y es que este tipo de novelas... te lees una y te has leído todas.
La primera que recuerdo haber leído del género "mensajes ocultos en obras antiguas polvorientas" fue "El Club Dumas" de Pérez Reverte, y me encantó porque... como digo fue la primera. Posteriores como "La Sombra del Viento" de Ruiz Zafón, que tan buena crítica tuvo, me pareció tremendamente previsible, rellena de escenarios y personajes prototipo sacados de los textos de Eduardo Mendoza.
Y ahora con Ángeles y Demonios ya es que me parto de risa cada vez que el profesor Langdon hace una sagaz deducción.

- ¡Cómo no había caído antes! el verso tiene cinco estrofas, ¡cinco! , y además las primeras letras leídas en acróstico vertical forman la palabra "cinco". Cinco, el número de puntas de la estrella de David; lo que nos lleva hasta el David de Miguelangel que tiene cinco dedos en cada pie; cinco, porelculotelahin...
- Entonces... - le interrumpe Victoria antes de que termine la frase - ¿quiere decir que el número cinco...?
- Ni de lejos. Resulta que estos versos tienen una propiedad más, y es que las últimas palabras de cada estrofa tienen todas dos sílabas. ¡Dos!, el ying y el yang, el cielo y la tierra, Faemino y Cansado; Mortadelo y Filemón; dos como...
-¡No!
-Sí... dos como el número de orejas del asesino. Todo cuadra.
-¿Y entonces qué tenemos que hacer?
-Fácil, dividimos cinco entre dos y le sumamos 7.
-¿Por qué 7?
-Porque rima con la última estrofa: "Oscurece en Alpedrete". De modo que tenemos nueve con cinco, porelculotelahin...
-Y eso significa que...
-Está clarísimo, el número 9,5 está relacionado en la cultura occidental de calificación sobre 10 con los empollones. Luego buscamos un gallinero.
-¡Pero hay más de 100 gallineros en Roma!
-Eso es lo malo, espera, vamos a hacerlo de otra forma: multiplicamos 5 por 2 y le restamos 7... ¡Tres! igual que el número de Reyes Magos, todo cuadra.
-¿Tres?
-Sí... maldición, ahora tenemos dos minutos menos. Rápido.
-¿A dónde vamos?
-Es obvio: a una cafetería, estoy muerto de sed. El misterio que lo resuelva Dan Brown, o que vengan los de CSI, que seguro que hay por ahí una mosca espachurrada por el asesino, que albergará restos de un tipo de hiedra exótica que sólo crece en la fachada de un edificio en toda Roma: el cuartel secreto de los illuminatti...

Y cómo no, aquí está el mítico generador:
"crea tu propia novela de Dan Brown"
El Mechero de la Crisis
de Dan Brown
Junto a la parada del 27 aparece ahorcado David Black –un aficionado a los papiros– con un extraño símbolo escrito con sangre en su frente. Para el profesor Chloe Reeves no hay duda: La Cuadrilla de los Guardianes del Osobuco, que se enfrenta a la humanidad desde los tiempos del Algarrobo, ha regresado. Acompañado de Kristine, una joven agente de la CIA, y Sirius, un científico, Reeves comienza una carrera contra el reloj mediante una búsqueda desesperada en las tierras de Siberia, para aclarar el misterio del Acueducto de Segovia. Necesitará todo su conocimiento para descifrar las claves ocultas que La Cuadrilla de los Guardianes del Osobuco ha dejado a través de los siglos en unos manuscritos que hay en Toulouse y en una gasolinera de Amsterdam, y todo su coraje para vencer al despiadado asesino, ya que el tiempo se agota y el equipo Ferrari de Fórmula-1 está en peligro.

Auf Wiedersehen Monty

Auf Wiedersehen Monty es la tercera parte de la saga del topo Monty, tras Monty Mole y Monty on the run. Un juego de plataformas 2D de la época de los 8 bits, de 1987, en el que manejando a un topo que saltaba y resbalaba bailando break-dance, debíamos recorrer Europa, esquivando monstruos autistas, en busca de hitos típicos -souvenirs- como la Monalisa en Francia, un balón de fútbol en España, un volante en Alemania, tulipanes en Holanda... para recolocarlos en otro lugar más apropiado.

También había aeropuertos para acortar trayecto. Y durante el vuelo, podíamos enfrentarnos con otros pilotos... o más bien putearlos para ganar puntos, pegando nuestra hélice a la cola de su avioneta para hacerla pedazos... ¡El cielo es mío y sólo mío!


A mí me gustaba sobre todo la banda sonora, en su versión Commodore 64, compuesta por Rob Hubbard, que es el señor que sale en este vídeo.
Es un tema que le ha impresionado a mucha gente, hasta ha sido interpretado por un grupo llamado Press Play on Tape (que no toca demasiado bien, por cierto) En este vídeo aparece además, a la flauta, Benn Daglish, que es co-autor del tema junto con Rob.
La melodía principal es uno de los pocos punteos que me sé a la guitarra, memorizado, porque por lo demás sólo toco a nivel de acordes; y es sin duda el cover que más he repetido en MOD y MIDI.

Y... he aquí una de mis versiones del Auf Wiedersehen Monty.

viernes, 21 de septiembre de 2007

métodos de aprendizaje según la PNL

Según la Programación Neurolingüística, existen tres tipos de modelos de aprendizaje en función de modo y el sistema de representación mediante el cual absorvemos y manejamos mejor la información:
Visuales, auditivos y kinestésicos.

He aquí algunas características de cada tipo desde diversos ángulos:

Aprendizaje:
  • Visual: Aprende lo que ve. Necesita una visión detallada y saber a dónde va. Le cuesta recordar lo que oye.
  • Auditivo: Aprende lo que oye, a base de repetirse a si mismo paso a paso todo el proceso. Si se olvida de un solo paso se pierde. No tiene una visión global.
  • Kinestésico: Aprende con lo que toca y lo que hace. Necesita estar involucrado personalmente en alguna actividad.
Ortografía:
  • Visual: No tiene faltas. "Ve" las palabras antes de escribirlas.
  • Auditivo: Comete faltas "Dice" las palabras y las escribe según el sonido.
  • Kinestésico: Comete faltas. Escribe las palabras y comprueba si "le dan buena espina".
Memoria:
  • Visual: Recuerda lo que ve, por ejemplo las caras, pero no los nombres.
  • Auditivo: Recuerda lo que oye. Por ejemplo los nombres, pero no las caras.
  • Kinestésico: Recuerda lo que hizo, o la impresión general que eso le causa pero no los detalles.
Imaginación:
  • Visual: Piensa en imágenes. Visualiza de manera detallada.
  • Auditivo: Piensa en sonidos, no recuerda tantos detalles.
  • Kinestésico: Las imágenes son pocas y poco detalladas, siempre en movimiento.
Conversación:
  • Visual: Se impacienta si tiene que escuchar mucho rato seguido.
  • Auditivo: Le gusta escuchar, pero tiene que hablar ya. Hace largas y repetitivas descripciones.
  • Kinestésico: Gesticula al hablar. No escucha bien. Se acerca mucho a su interlocutor, se aburre en seguida.
Yo pensaba que era visual: aprendo mejor a base de esquemas, imágenes, paralelismos, ejemplos, y de hecho yo muchas veces me expreso abusando de ellos. Mi imaginación es visual, incluso a la música le pongo imágenes. Mucha veces digo: mira, no me lo cuentes, ponme ahí lo que hay que hacer.
Al teléfono, con papel y un lápiz a mano, empiezo a dibujar cosas mientras hablo o escucho, a veces sin sentido.
Pero parece que también tengo un importante componente kinestésico, esto es: no soy capaz de aguantar un rollo permaneciendo pasivo e inactivo, necesito una motivación, participar en la instrucción aunque sólo sea para comprobar que he entendido bien y confirmarlo, necesito pensar aplicaciones a lo que estoy aprendiendo y ponerlas en práctica con impaciencia, casi antes de haber terminado de escuchar. En clases con poca gente intervengo con frecuencia, y me gustan los momentos participativos.
Escribiendo se me cuelan faltas, expresiones pobres y repetitivas, y muchos destecles en el ordenador, pero leyendo posteriormente los veo, e incluso posteriormente de memoria o en sucesivas lecturas sigo "viendo" mejores formas de expresar lo que quería. Algo que me gusta mucho -perversamente- es corregir textos de otros, en todos los sentidos.
Recuerdo caras y sensaciones, si alguien me hizo sentir bien o mal, pero no las palabras textuales que dijo, ni el nombre de esa película que tanto me gustó, ni el del autor de ese libro.

De auditivo tengo poco o nada. Se me da fatal hablar de trivialidades, o hablar por hablar. Cuando pienso o hago cálculos apenas hago ruido, no hablo solo ni murmuro pensamientos o números.
Cuando tengo una duda, hago preguntas concretas y espero respuestas precisas y concisas. Me desespera cuando la respuesta tarda en llegar, cuando el otro arranca contando algo que ya sé y no he preguntado (y más cuando se deduce que lo sé de la propia pregunta)... sobre todo porque muchas veces, después de todo el rollo, el interlocutor te ha contado lo que ya sabías y no ha respondido a tu duda: la ha esquivado. Descaradamente para mí que apenas escucho la paja de relleno y me quedo sólo con las ideas clave. Además, si el otro habla demasiado de algo que no me interesa o repitiéndose, mi atención se apaga y dejo de escuchar.
De hecho, los auditivos de pura cepa suelen pensar en voz alta hablando con ellos mismos, y es algo que no puedo seguir, prefiero ausentarme y ... "cuando hayas terminado de pensar me lo cuentas". No confundir con "pensar" en voz alta con un interlocutor contando con su participación para llegar a una solución conjunta con las ideas de ambos.

(Los textos con las características de cada modelo están sacados de este texto educativo de Jorge Neira Silva)

jueves, 20 de septiembre de 2007

James Goldsmith y la globalización

L'otro día, hablando de la globalización, el güey éste mexicano de La Mengambrea que anda por Madrid por estas fechas, me habló de un libro...

[fundido en negro]
[ahora aparece un reportero vejestorio de la BBC sentado
con las piernas cruzadas en un jardín y empieza a relatar]

James Goldsmith es un británico nacido en París en 1993, (sí, que pasa, es como el chiste ese de uno de Bilbao al que le preguntan dónde nació, a lo que responde: en Sevilla... los de Bilbao nacemos donde nos sale de los cojones!)

En su libro "La Trampa" (Le piège), de 1993, realiza una serie de denuncias sobre las consecuencias negativas que tendrá la globalización de la economía y las técnicas de optimización de rendimiento agropecuario.

Quería escribir un resumen del resumen, pero está tan bien resumido que... es tontería. En resumen: mejor dejo el enlace.

La globalización sólo beneficia a las multinacionales, a los grandes capitales con capacidad para la deslocalización. En estos momentos las fábricas desaparecen del primer mundo para levantarse en el tercer mundo.
Otros servicios, gracias a internet o a las telecomunicaciones, mismamente se pueden traspasar a países baratos: Telefónica sitúa sus oficinas de atención telefónica en sudamérica, por ejemplo.

Hace unos años protestaban los trabajadores del sector del calzado en Alicante, no podían competir con el calzado chino, más barato. Libertad de mercado, claro, si los chinos trabajan 14 horas por mucho menos dinero, ¿deberían los alicantinos trabajar en iguales condiciones?
No, pero si eliminamos los aranceles, ocurren estas cosas dentro de la más estricta legalidad ¿qué falla?¿a quién le conviene la libertad de mercado? (en este caso los manufactureros chinos trabajaban desde España, pero bajo las condiciones con las que trabajarían en China)

También muchos recordaréis cómo cada año, la cosecha de fresas de Huelva era interceptada en la frontera por los agricultores franceses y destruída antes de que llegase a los mercados. Seguramente observábamos aquellas imágenes con indignación, pero lo entendemos mejor cuando somos nosotros los que sufrimos la competencia desleal.

En el medievo la aristocracia vivía de sus súbditos, hubo jerarquías y esclavos en todos los contienentes a lo largo de las épocas. En la época industrial el trabajador occidental era explotado hasta la fatiga hasta que todo eso fue erradicado, en teoría, en el primer mundo. Pero no en otros lugares. ¿Podemos competir contra eso? ¿Puede una persona que da por por sentados unos derechos competir contra otra que no los tiene?

Cada vez que se cierra una fábrica aquí, las multinacionales bien podrían decir lo siguiente:
"Mirad, resulta que vosotros teneis ciertos derechos: derecho a un sueldo mínimo, a indemnizaciones por despido o baja, a unas horas máximas de trabajo, seguros... Y respetamos esos derechos. Pero hemos encontrado a otros que no tienen esos derechos, trabajan más barato y más horas, de modo que vamos a contratarles a ellos. Eso sí, dejando claro que respetamos vuestros derechos, sólo que como nosotros también tenemos derechos: el derecho de elegir, pues elegimos." o dicho de otra forma "Me parece bien el precio que te pones, pero no te voy a comprar a tí."

Joooo... qué malos son. No, qué malos somos. Porque eso mismo es lo que hacemos todos cuando entre dos ofertas elegimos la más barata; cuando entre dos empleados escogemos al que más sacrifica en nuestro beneficio.

Y una curiosidad que viene en otro resumen del libro más extenso en inglés, facilitado por César, y en el que Goldsmith relaciona la enfermedad de las vacas locas, detectada por vez primera en 1986, con el canivalismo inducido por los humanos. Esto es: para optimizar el engorde, al ganado se le suministran una serie de compuestos con productos variados impropios de la dieta natural vegetariana de los bóvidos, y entre ellos se encuentran restos de sus semejantes. Señala también la relación entre este síndrome de las vacas y otro sufrido por ciertas tribus africanas, que seguramente todos recordaremos de las películas de Tarzán, que practicaban el canivalismo.

Y por último, un minirelato corolario:

Adrián se encontraba realizando la compra semanal en el supermercado.
Plátanos a 2 Euros... y plátanos a 4 euros bajo la etiqueta de "precio de comercio justo"
"Qué tontería, los de 2 que son más baratos", y así con todo.

Al día siguiente, en su despacho, recibió la llamada de su principal cliente.
"Adrián, lo siento, hemos decidido rescindir el contrato. Hemos encontrado una empresa tailandesa que nos presta el mismo servicio por 5 céntimos de euro la hora."
Por días consecutivos continuó recibiendo llamadas de bajas de clientes. Un nuevo mercado más competitivo se estaba abriendo, y las diferencias de precio eran desorbitantes. No podría vivir como estaba acostumbrado a hacerlo si cobrara esa miseria, si se pusiera al nivel de la competencia que le llegaba de otros rincones del mundo.

Entonces decidió colocar un nuevo anuncio en un medio del sector:
"Adrián Fulanítez. técnico consultor. 10 euros la hora (precio de comercio justo)"

Luego, él siguió comprando en el mercado los plátanos de 2 euros.
Y los clientes, siguieron contratando a los técnicos de 5 céntimos la hora.

lunes, 17 de septiembre de 2007

cazando moscas

"Se cazan más moscas con miel que con palos"
...aunque, cuando ya estén pringadas en la miel, ¡a palazo limpio!

...
...con el foco de luz de espaldas, para que las pupilas se dilaten al máximo y ofrezcan un aspecto más inocente e indefenso...
...
Con esos ojitos, has vuelto a mirarme con esos ojitos.
...

(analizando el modus operandi de alguien, con Fran Kapilla)

Y un chiste. En verdad es una historia comenzada por Fran, a la que le he corrompido el final:

Resulta que JJ Benítez, Jiménez del Oso, e Iker Jiménez deciden viajar al pasado en una máquina del tiempo para comprobar si las pirámides fueron construídas por extraterrestres.
Llega el primero y se coloca en la zona donde deberían estar las pirámides. Camina sobre los cimientos y, de pronto, cae un bloque del cielo y le aplasta.
El segundo, prudentemente, se coloca en una zona más alejada, pero las obras van tan lentas que sin darse cuenta sufre una insolación y muere en el desierto.
El tercero viene preparado con una sombrilla y batidos de fresa, y se dispone a observar... cuando descubre que no hay pirámides.
...
Entonces, le pregunta a un lugareño que pasaba por ahí:
- Ojo espiga ank vela ave ojo agua serpiente punto.
Y éste le responde:
-Halajalala hala jala palala.
Entonces Iker piensa: "mierda, me he equivocado de desierto".

sábado, 15 de septiembre de 2007

Loin de rêves

Loin de rêves
(par Jarel, 2007)

Je reste ici chez eux,

et je me trouve decroché.
Je veux partir sans peur,
loin d'horizons aveugles,
loin de vides, et loin de rêves.


Tout l'univers est à moi,
aussi pour toi si tu viens,
mais sache, tu dois partager
pour traverser cette paroi.

Tout l'univers est jolie,
avec soleils et des rires.
Ils s'étaindront quand voie
qu'une de ses places est vide.


Un souvenir s'en va,
parce que tu restes avec moi.
Je vois... tu me regardes.
C'est le moment parfait
pour le départ, serrer mes mains.


Tout l'univers est à moi,
aussi pour toi si tu viens,
mais sache, tu dois partager
pour traverser cette paroi.

Caresse moi je souhaite ton tact.
Embrasse moi comme un orage,
c'est tout dont j'avais besoin,
cela qui a fait le jardin.

Cet univers est à moi,
aussi pour toi si tu viens,
mais sache, tu dois partager
avec ta part de courage.

Cet univers est jolie,
avec soleils et des rires.
Ils s'étaindront si je visse
que dans ta place il y a vide.


La música la compuse en Marzo, la letra el 4 de Septiembre, y hoy, a día 15, la he grabado. No canto bien, pero me gusta cantar :P

Podéis escuchar la canción AQUÍ.

orquesta de pueblo

Contexto: fiestas de un barrio céntrico de Madrid, urbano, que no tiene nada de pueblo, ni si quiera por historia reciente como podrían ser localidades absorbidas por el crecimiento como Vallecas o Villaverde.
Hay montado un escenario donde actúa la típica orquesta que se hace el "agosto" moviéndose de pueblo en pueblo cantando en las fiestas, versionando los temas más populares y los clásicos pegadizos, con un mínimo de dos cantantes que se van rotando. Aunque en la práctica, todos los músicos que están sobre el escenario son cantantes en potencia que de seguro hacen la cola anual en las pruebas de selección de O.T., y no es raro que hasta el batería ponga voz a alguno de los temas. En verdad esto es necesario para evitar que los componentes se queden afónicos de cantar tan de seguido; les viene bien descansar las cuerdas entre tema y tema.
Si abunda la chavalería tocan La Oreja de Van Gogh y El Canto del Loco, no falla para revolucionarles.
Por los alrededores algunas atracciones y las casetas de frituras que empapan el aire: la caseta del PP, la de IU, y la del PSOE, que aprovecha para lucir una bandera arcoiris, que tan de moda está.

-...ésta es la típica orquesta que va de pueblo en pueblo en verano. Hoy están aquí y mañana están en las fiestas de Peralejo de las Truchas...

Acto seguido, la cantante que tenía el micrófono en ese momento, intentando animar a la concurrencia a bailar y a corear, suelta algo como:

-¡A ver qué pasa con la gente de este pueblo!

viernes, 14 de septiembre de 2007

puntualidad

Es de mala educación llegar tarde a una cita. Pero cuando la reunión es en tu casa ¡ es de mala educación llegar antes !

miércoles, 12 de septiembre de 2007

carambola

En la orilla hay una mujer que mira al río,
por el río, en canoa, un hombre medio dormido,
por el cielo un halcón regresando hacia su nido.
En el monte, apuntando al halcón, un indio,
que dispara su arco - el que le regaló su tío.

El halcón cae muerto sobre la mujer, y ésta emite un alarido;
el de la canoa se despierta asustado, y vuelca sin equilibrio.

Viendo la canoa del revés y escuchado el chillido,
maldice el dueño del arco: el indio.
¡Cómo de mal le ha salido el tiro!
que le ha dado a una mujer que remaba por el río.

domingo, 9 de septiembre de 2007

Laberinto

¿Por qué este blog se llama Laberinto 7?
El nombre le viene de rebote de otra página, que llamé Laberinto... (no me acuerdo el número, pues ya no existe) por la zona conocida como el Laberinto de La Pedriza del Manzanares, ya que la página iba de fotografías de La Pedriza, incluyendo lugares poco accesibles, pero sin indicar su posición, para evitar que pudiera llegar guiado quien no hubiera llegado ya como yo llegué: explorando.

Por otro lado, hace muchos años, en una conversación nada seria con un amigo de entonces, que estaba haciendo numerosas páginas, me dijo que su objetivo era poner tantas páginas web que finalmente todas las páginas existentes en internet fueran suyas. Desde un punto de vista absurdo, y tal era el tono, es graciosa la idea. Laberinto 7, para dejar hueco, pues ya existía el Laberinto ... pongamos 3, y otras webs que no se llamaban Laberinto, pero que bien podrían irse numerando con los números que quedasen hasta cerrar la numeración.

Por otro lado, Laberinto es una palabra que me atrae, pero no el laberinto como camino enmarañado para llegar al lugar al que se podría llegar rodeando el laberinto -complicación gratuíta y estéril-, sino como un lugar dentro del cual se esconden cosas no alcanzables para todo el mundo y no descubribles en una primera exploración. Un lugar que ofrece diversión y variedad para muchos días, y así fue La Pedriza para mí hace años, saliéndome de los caminos, buceando entre las rocas y husmeando en cada recodo.
Ahora mi Laberinto base se ha mudado a la zona comprendida entre Patones y Tamajón, y seguirá moviéndose cuando los recodos se agoten y los misterios se pierdan.

Pero estos son laberintos en los que uno voluntariamente se introduce por diversión, y de los que sale sin dificultad. Existen otros laberintos de un orden superior, psicológicos, en los que uno se ve inmerso ya sólo por existir; y en los que puede quedar atrapado. Mientras, se construye uno sus pequeños laberintos efímeros dentro del Gran Laberinto; juegas a que te pierdes y te encuentras, para por un momento no pensar que realmente estás perdido.

Porque en el Gran Laberinto yo estoy perdido, principalmente porque no sé en qué dirección está la salida al mundo que quiero encontrar, ni si existe esa salida, o si la debo de crear yo.

viernes, 7 de septiembre de 2007

7

Aprovechando que hoy es el siete de "siete-embre" del "cerosiete", voy a escribir siete términos relacionados con el siete:
sietero: abundante de sietes.
sieteador: el que hace o maneja sietes.
sietería: establecimiento donde venden o producen sietes.
sietear: jugar con el siete.
sietecillo: siete pequeño, por ejemplo 6,99
sietón: siete grande, por ejemplo 7,01
sietazo: impacto fuerte con un siete.

* Todos recogidos en la séptima edición del diccionario de la SIETES
(Sobreconocida Institución Enteléquica Totalmente Erudita en Sietes)

jueves, 6 de septiembre de 2007

indescriptible

Descríbeme algo que sea indescriptible.

Las naves del tiempo

Las Naves del Tiempo, de Stephen Baxter, publicada en los años 90, es la segunda parte autorizada de "La máquina del Tiempo" de H.G. Wells.

Os resumo el libro:

Capítulo I
Nuestro protagonista viaja de nuevo en el tiempo; nos describe un rollo patatero sobre la evolución de La Tierra que se repetirá cada vez que haga un viaje (y en esta segunda parte hace muchos viajes).
En un momento dado pierde el conocimiento.

Capítulo II
Nuestro protagonista recobra el conocimiento.
Nos describe todos los detalles de las cosas del futuro, usando un recurso del que se valerá cansinamente a lo largo del libro; dirigiéndose a los lectores, algo así como: "Ante mí se extendía una oscuridad absoluta. Para entenderlo mejor imagínense que se encierran en un sótano, apagan la luz y se ponen un casco de motorista al revés."
El protagonista vuelve a desmayarse.

Capítulo III
Recupera el conocimiento...
Al final del capítulo vuelve a desvanecerse.

Capítulo IV
Abre los ojos lentamente y...
Finalmente pierde el sentido por enésima vez.

Capítulo V
De nuevo se despierta.
Ahora se desmalla (se quita las mallas de aerobic)
...

Bueno, no sigo, es un truño. Sólo quería decir eso, y denunciar el pobre recurso literario de recurir a los desmayos para evitar relatar cómo se resuelven ciertas situaciones. Un recurso burdo y gratuíto, porque es mucho más fácil que todo eso: tan sencillo como hacer una elipsis. ¡Ya está! no ha pasado nada, nadie se ha muerto.

Por otro lado, los textos están desequilibrados, hay mucho rollo descriptivo que sobra o se podría resumir, y en cambio los textos narrativos andan apurados en ocasiones. Tanto que un par de veces he tenido que releer pensando que me había comido alguna línea. Pero no. Es que está mal narrado, una mala transición.

El libro tiene partes horrorosas, en las que es recomendable una técnica de lectura rápida, y es que no te vas a perder nada, en todo caso te vas a librar de descripciones monótonas (sobre todo mientras viaja por el tiempo o cuando habla de Londres), reiterativas, gratuítas, que no aportan nada... salvo porque te queda una truño-línea menos que aguantar.

Al igual que cuando un personaje va a mear o a cagar no hace falta contarlo, tampoco me interesa media página describiendo el proceso de llegar del punto A al punto B, ni si el saloncito está pintado de azul o de verde, ni la situación de cada edificio de Londres en las distintas épocas, porque son datos que no influyen para nada en la historia.
Y los rollos metafísicos que ocupan páginas y páginas, adquiriendo a veces un estilo que pretende ser didáctico pero que resulta innecesariamente lento y dilatado.
Todo se pueden resumir en unos pocos párrafos, pero claro, la intención debe de ser aburrir al lector con un texto dilatado y vago, para que tenga la sensación de que todo eso es "mu complicao". Multiplicidad de universos, cada acción crea una nueva rama, una nueva historia que no influye en las que están por detrás de la acción. Ya está.
El protagonista va descubriendo cosas mientras tú aguantas indolentemente: "Anda macho, pero si eso estaba clarísimo; pero si eso ya lo habías descubierto, es el mismo rollo que ya te contó hace dos capítulos tu amigo el enciclopedia con patas". El resultado es que terminas pasando del protagonista y del enciclopedia con patas, que sigan divagando sobre lo que ya se dejó claro, y construyendo máquinas del tiempo a lo Macgiver, con un chicle, cuando las necesiten.

Cuando leo libros como éste, pienso que hay muchas novelas que son relatos cortos inflados artificiosamente para abultar las 300 páginas mínimas que debe de tener para venderse como novela.

Pero también tengo que decir que, "El señor de los anillos" de Tolkien me aburría en ciertos momentos por esa misma razón. Me aburre que el escritor se emocione - que lo flipe- con el mundo que sa' inventao' y pretenda describirnos hasta el respaldo de las sillas... y que nos maravillemos con sus letras.

Y una última puñalada más. ¿Cómo pueden los robots del futuro tardar un millón de años en construir su flota de naves y reunir la energía para todas cuando disponen de la máquina del tiempo, y sólo necesitarían una unidad para, mediante retrocesos y regresos, obtener en un momento dado infinitas naves y energía?
El protagonista hace eso mismo cuando se encuentra consigo mismo, o cuando confluyen su máquina del tiempo actual y la misma máquina de un viaje anterior.

Definitivamente, me gustan más los libros con verbos de movimiento literal y con diálogos que los libros descriptivos de cosas que son mentira.

F.K.: Oye seguro q algo si te ha gustado del libro, si no no lo hubieses acabado. Yo los libros que no considero buenos no llego ni a la mitad.
Herel: Si te digo la verdad, me lo terminé para poder ponerlo a parir con propiedad.

miércoles, 5 de septiembre de 2007

plurales singulares

-Hemos decidido, para el cumple de Paco, regalarle una almáciga. Ponemos todos 30 Euros...
-¿Hemos decidido? No. Has decidido tú. Por tanto, pon el dinero tú. Aunque seguro que consigues a unos cuantos que te darán la pasta dócilmente sin rechistar ni plantearse nada, para comprarle TU regalo a TU amigo.
...

-Como todos sabemos, el mejor...
-Espera un momento, ¡¿cómo que como todos sabemos?! ¡Yo no sabía eso! Y es más, ni si quiera estoy de acuerdo. Usa otro argumento, anda.

Tatsunoko Taro

Viento del Este, ¡sopla fuerte!
Viento del Oeste, ¡sopla fuerte también!
Traed todas las lluvias con vosotros.
Yo soy... yo soy el niño dragón , Tatsunoko Taro.
La tierra me está llamando, den dera den dera den.
Grandes sueños dibujan mi camino

Viento del Sur, ¡sopla fuerte!
Viento del Norte, ¡sopla fuerte también!
Soplad, soplad, soplad vuestras flautas con vosotros.
Yo soy... yo soy el niño dragón , Tatsunoko Taro.
Las nubes están danzando, den dera den dera den.
Una interminable alegría gira alrededor.

Taro, el niño dragón. Largometraje de animación chino de 1979.

martes, 4 de septiembre de 2007

pelis de chinos

Mad Mission pertenece al género cinematográfico conocido como "pelis de chinos", donde predominan los combates cuerpo a cuerpo a golpe de kung-fu, saltos con cables, correografías de patadas y puñetazos, y sin muertes. Peleas con histrionismo y fantochadas humorísticas. El equivalente occidental de este cine sería el género conocido como "pelis de Bud Spencer y Terence Hill", a mamporrazo limpio.

El video siguiente contiene una escena de una persecución de coches hilarante en Mad Mission 2.

Y ya de paso otra serie, japonesa en este caso, que me recuerda en película a los dibus de Mazinger-Z: JIRAIYA

alma que no se rinde

El vídeo siguiente lo descubrí en este blog y lo copio aquí porque me parece desgarrador, me entran ganas de llorar: el paso del tiempo, de la niñez a la vejez, la pérdida, en medio de un escenario dominado por el vacío y una nada en blancos y sombras que tan sólo se llena por la esperanza y el recuerdo de un momento cargado de ternura que para nosotros son los 4 minutos que dura el video, pero para la protagonista es toda la vida.

Animacion con acuarela por Michael Dudok de Wit, "Father & Daughter"

lunes, 3 de septiembre de 2007

SPAM que te implica

Ya es la segunda dirección de email con la que me ocurre.

Hoy en día es muy normal que te lleguen cientos de correos de SPAM, pero ocasionalmente, a mí me ha llegado SPAM remitido por una dirección de correo que era ¡¡¡MÍA!!!, un anuncio de venta de viagra en este caso.
Y desde luego que ni yo he mandado eso, ni nadie tiene la clave de mi cuenta.

Enviar un email con una dirección ajena lo puede hacer cualquiera, basta con instalarte un servidor propio en tu ordenador y mandarlo desde él. De este modo puedes poner como remitente la dirección que te dé la gana, aunque no sea tuya, y nadie controlará la veracidad de los datos (te la controlas tú mismo).

Lógicamente, cuando el destinatario responda ese mensaje, la respuesta no te va a llegar a tí, pues no posees esa cuenta, sino al dueño legítimo de ella.

Pero a los spammers eso les da igual, no pretenden que les respondas el mensaje, sino que leas su publicidad y entres en su página web, o que llames a las direcciones de contacto incluídas en el cuerpo del mensaje.

Y ahora viene mi duda: si marco ese mensaje como SPAM, en este caso en Yahoo -que dispone de un servicio de denuncia-, estaré indicando a Yahoo que desde mi cuenta se envía SPAM, y por tanto tomarán medidas contra mi propio email. Quizá cuando escriba a otra gente de Yahoo, y Yahoo compruebe su base de datos de spammers, mis mensajes vayan directamente a la carpeta de correo no deseado.

Pero no es sino lo que hago cada día cuando me llegan mensajes SPAM y los notifico como tales, de direcciones cuyos dueños legítimos, en muchos casos, no tienen nada que ver con ese envío.

Es como si me dedico a mandar cartas con amenazas poniendo como remitentes direcciones reales de otras personas. Ni el buzón ni el cartero van a comprobar que la persona que figura como remitente es quien realmente ha escrito la carta.

Así están las cosas. Esto es una cerdada... juego sucio y falta de escrúpulos.

Y lo que no entiendo es cómo Yahoo no autentifica el orígen de sus propios correos, porque está claro que el SPAM con mi dirección no ha salido de Yahoo, o al menos no de la cuenta que figura.

sugestión

Me bebería un vaso de agua fría,
es lo mejor cuando uno tiene mucha sed.

...
¿Te apetece un vaso de agua?

domingo, 2 de septiembre de 2007

sábado, 1 de septiembre de 2007

el sacamuelas

Lo que viene a continuación es un cuento infantil reconstruído de memoria. En verdad no lo conocí como cuento, sino como obra de teatro que representamos en el colegio.

oOo
Llegó a la villa un pobre hombre que arrastraba dos problemas: le dolía horrores una muela, y estaba muy muy hambriento, llevaba dos días sin comer.

Sólo poseía una moneda, justo lo que costaba el sacamuelas del lugar, justo lo que costaba un pastel.
El hombre, apesadumbrado, no se decidía cual de sus males apagar con la moneda, si el dolor de su boca o el dolor de su barriga. Cuando de pronto, llegaron hasta él las risas de una taberna cercana y a ella se dirigió. En ella se encontraba uno de los nobles de la comarca, de los más adinerados, de los más ostentosos. Bebía a la vez que presumía ante la audiencia de sus riquezas y de sus proezas, acompañado por sus dos inseparables lacayos.

El pobre hombre se quedó en la puerta, dubitativo, hasta que el noble desvió la mirada y cayó en su presencia.
-He aquí un pobre desgraciado que no vale para nada- afirmó señalando a la penosa figura de nuestro protagonista. Los parroquianos aduladores carcajearon ante la burla fácil.
-Sé hacer cosas - respondió el hambriento cuando las risas dejaron algo de silencio para que su débil voz tomara cuerpo.
-Vaya, sabe hacer cosas... - impostó uno de los lacayos. Los presentes volvieron a estallar en carcajadas al ritmo de una invisible varita de orquesta
- ¿Y qué cosas sabes hacer tú? - le interrogó el otro mientras su señor parecía divertido ante el espectáculo.
-Soy capaz de comerme 100 pasteles de seguido, uno detrás de otro.
-¡Pero eso es imposible! - musitó uno.
-¿Intentas burlarte de nosotros? - acusó otro
-Es tan cierto que... ¡hasta me apostaría una muela!
-Pues así sea - resolvió el noble, entregando de seguido unas monedas a uno de sus lacayos para que fuera a por los 100 pasteles, y enviando a otro a buscar al sacamuelas - Vamos a divertirnos un rato.

Y así, con 100 pasteles delante de sus narices, y una multitud divertida congregada alrededor para contemplar la proeza, empezó el hombre a tragar uno detrás de otro, hasta que llegó a 70 y a ni uno más.
-No puedo más, los pasteles eran demasiado grandes, y esta mañana almorcé demasiado.
-¿Acaso tratas de evadirte ahora de tu apuesta con escusas estúpidas? No, no te vas a librar...
-Piedad, os lo ruego.
-Ni pensarlo, has perdido y ahora pagarás tu arrogancia ¡Sacamuelas!

El nombrado salió del corrillo con sus herramientas de trabajo, principalmente una tenazas, y se dispuso a realizar lo dispuesto.
-¿Alguna preferencia?
-La segunda de arriba a la derecha, esa que está tan negra, por favor.

-¡Vaya lección le hemos dado a ese presumido!
-¡Que se comía 100 pasteles decía! jajaja
-¡Menudo bocazas!
-Pues se le quitarán las ganas de decir burradas para siempre...

El noble se reía con sus lacayos, mientras nuestro hombre proseguía su viaje con una muela menos, con la tripa llena, y con su moneda.

oOo